El río bonaerense Matanza-Riachuelo desemboca en el río de La Plata, Argentina, y es tristemente conocido por haber sido considerado uno de los diez sitios más contaminados del mundo en 2013, según el Instituto Blacksmith y la Cruz Verde Suiza, debido a su alta concentración de metales y aguas servidas. Teniendo tal desafío a su alcance, el estudiante de arquitectura de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Sebastián Zanetti, consideró que era el lugar perfecto para poner a prueba su invento más reciente: Agua Viva.

boya cerca

Alimentada con energía solar, Agua Viva es la boya flotante que, por una parte oxigena el agua contaminada presente en cualquier tipo de cuenca, ya sea natur a parar a tres bombas sumergidas que oxigenan el agua mediante circulación y aspersión.al o artificial, y por otra, delimita las áreas de navegación. Un panel fotovoltaico ubicado en la parte superior de la boya genera la energía que vaa parar a tres bombas sumergidas que oxigenan el agua mediante circulación y aspersión.

Según explicó Zanetti “mediante la circulación y aspersión de las aguas se aumenta su superficie de contacto con el aire, además de romper la película impermeable que se forma en la superficie, dando como resultado la incorporación de oxígeno al agua”